Simplemente porque el sistema escolar no logró lavarme el cerebro lo suficiente. Debe ser porque llegué un poco tarde a la fiesta: Había ya vivido la mitad de mi vida consciente antes de aterrizar en Fornebu.

Además hay otro factor: he visto demasiada miseria.  Como puedo yo creer que un compromiso de clase y un cuento de contrucción institucional puede resolver los problemas humanos a escala mundial?

Una última razón es sin duda que creo que el poder es una patología humana. Mientras más poder se concentra en X más es X carcomid@. Prefiero creer en que cada individuo puede ejecutar su poder responsable e individualmente a pensar que la solución es entregar ese poder a X mediante el ejercicio del voto en una urna. Sin importar las buenas intenciones: El poder nos carcome y corrompe a tod@s y cada un@ de nosotr@s.

Es singular pensar que el poder es masculino y la libertad femenina, no?

Advertisements